Tel: 011-4931-0051 | Mail: info@afcparg.org.ar

Buscar...

24 de octubre de 2013 AÑO VIII N° 145
LA NOTICIA COTIZACIONES
Europa 22/10 variación
respecto del 1/1
NBSK € 645,44 + € 31,49
BHKP € 563,90 € 24,21
LWC € 658,49 € 30,07
Ctd WF € 666,66 € 29,86
A4 B-copy € 843,64 € 19,25
Newsprint € 469,34 € 26,23
RB Fluting € 437,75 + € 51,66
Testliner 3 € 446,97 + € 45,48
Testliner 2 € 471,73 + € 45,64
Kraftliner € 586,13 + € 2,12
White-top Kraftliner € 762,67 € 14,88
OCC 1.04 dd € 110,62 + € 1,94
ONP/OMG 1.11 dd € 130,06 + € 1,83
EE.UU. 22/10 variación
respecto del 1/1
NBSK US$ 961,61 + US$ 91,61
Newsprint 30 lb US$ 588,30 US$ 31,78
Newsprint 27 lb US$ 625,82 US$ 34,33
China 22/10 variación
respecto del 1/1
NBSK US$ 712,55 + US$ 61,05
BHKP US$ 656,78 + US$ 11,09
Fuente: Celulose Online.

*Solo para Usuarios Registrados:
Ver análisis detallado de las cotizaciones

Estas empresas y/o asociaciones colaboran con el desarrollo de la industria celulósica-papelera

LA NOTICIA

Más de 200 personas participaron de las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013

Con un doble éxito de público y de contenidos, la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP) organizó las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013, el 15 y 16 de octubre pasado, en Parque Norte, ciudad de Buenos Aires. Más de 200 asistentes concurrieron a los dos días de disertaciones en los que se abordaron el presente del futuro de la industria y en particular de sus cuatro ejes centrales: el mercado, el medio ambiente, la energía y la innovación tecnológica.

Tal fue la buena respuesta que en el cierre del evento, Osvaldo Vassallo, presidente de la AFCP, confirmó que ya está prevista una nueva edición de las jornadas en fecha a definir. Previamente, en la apertura, había realizado un diagnóstico “ni optimista ni pesimista sino realista” de la situación por la que atraviesa nuestro país. De hecho, afirmó que “resultan imprescindibles los instrumentos de largo plazo, la estabilidad en materia política y económica y el desarrollo de la infraestructura de energía y transporte”.

También señaló en la ocasión que “debemos sobreponernos a los vicios de la inacción, ya que no vamos a estar en condiciones de fundar lo que viene sobre la base de la resignación”, apuntando no sólo en general a los distintos actores económicos radicados en la Argentina sino en particular a los integrantes de la industria de la celulosa y el papel. En ese sentido, reclamó hacer lo posible, desde cada lugar, para “recrear la ética del crecimiento y la producción”.

En el resto de las notas de esta edición especial de AFCP Noticias se resumen las presentaciones realizadas durante las jornadas, que contaron como disertantes con representantes de la Asociación Brasileña de Celulosa y Papel, Celulosa Argentina, Central National, el Grupo Zucamor, Interpack, el INTI, Kimberly Clark Argentina, Ledesma, Papelera Entre Ríos, el Proyecto Biomasa, Smurfit Kappa Argentina, Surfactan, Tetra Pak, la Unión Industrial Argentina, la Universidad Nacional del Litoral, la Universidad Nacional de Misiones y la Universidad Tecnológica Nacional, entre otros.

Cabe señalar que las jornadas fueron posibles gracias al patrocinio de las empresas Ecopreneur, Archroma, IBS, Siderquímica, Nalco, Kemira, ABB, Ashland, Buckman, Imersys, Ingredion, Propel y Sabinur. Además, contaron con el auspicio de la Asociación Forestal Argentina, la Cámara Argentina de Fabricantes de Cartón Corrugado, la Cámara Argentina del Papel y Afines, la Cámara de la Industria de Artículos de Librería, la Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines y el Instituto Argentino del Envase.

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

Celulosa Argentina prevé invertir US$ 17 millones para recuperar lignina

La cifra corresponde al desembolso que analiza la fabricante de celulosa y papel para instalar una línea de separación de lignina del licor negro resultante de la producción de pasta. La iniciativa presentada en las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013 también le permitiría elevar la capacidad de su caldera de recuperación, transformada en el cuello de botella de la unidad productiva localizada en Capitán Bermúdez, provincia de Santa Fe, cuya capacidad de producción llega en la actualidad a 170 mil toneladas anuales.

La alternativa estudiada consiste en instalar una línea denominada Lignoboost, con tecnología de Metso, capaz de separar hasta un 50 por ciento del contenido de lignina que lleva el licor negro. Como ese proceso reduce el poder calorífico de dicho líquido, produce un aumento de la capacidad de la caldera de recuperación utilizado para quemarlo y, en consecuencia, permite incrementar la capacidad de producción de celulosa blanqueada.

La viabilidad del proyecto depende del precio de la lignina utilizada ya no como combustible, empleo que no la vuelve rentable, sino para usarla fundamentalmente en la producción de fenol y resinas, aunque también en la elaboración de dispersantes, fibra de carbono y poliuretano. Con un precio mínimo de 500 dólares la tonelada de lignina, el proyecto se hace viable y permite un retorno de la inversión de tres años”, explicó Norberto Mastrogiovanni, ejecutivo de Celulosa Argentina. Y añadió: “Prevemos separar 16 mil toneladas al año de lignina, lo que permitiría elevar la producción de celulosa prácticamente en el mismo volumen”.

Durante las Jornadas Celulósico-Papeleras, María Cristina Area, directora del Programa de Investigación de Celulosa y Papel de la Universidad Nacional de Misiones, se había referido justamente al tema, desde la perspectiva de la biorrefinería forestal como una opción de agregar valor a los commodities, partiendo de materias primas sin costo como el aserrín. De acuerdo con este concepto, sostuvo que la industria forestal ya no parte del vivero sino de una biofábrica capaz de manufacturar productos bioquímicos, bioetanol de segunda generación y gas de síntesis e incluso nanocelulosa y celulosa microcristalina.

MERCADO

La Argentina podría sustituir importaciones de papel kraft y de impresión estucado

Una proyección de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel sobre el consumo nacional aparente de los productos del sector para el 2020 indica que existe una demanda capaz de justificar la instalación de una planta de producción de papel kraft para embalajes de por lo menos 300 mil toneladas anuales de capacidad. Y lo propio ocurre con una planta de conversión de papel de impresión estucado de al menos 250 mil toneladas por año de capacidad.

Ambas unidades podrían sustituir la importación de esos productos, que es en la actualidad la que mayor cantidad de divisas se lleva en el rubro papelero y que, de acuerdo con el análisis, continuará siendo moneda corriente en lo que queda de la década, según las palabras de Néstor Nisnik, gerente de la AFCP durante su presentación en las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013.

Sin embargo, el costo de las unidades productivas, de varios cientos millones de dólares, según le comentó Nisnik a AFCP Noticias, supone un fuerte condicionamiento. Sobre todo, teniendo en cuenta las palabras del propio ejecutivo, al afirmar que no se produjeron inversiones de fuste en la actividad en los últimos seis años analizados en el informe y tampoco están previstas para el futuro cercano.

Pero esa limitación no es la única, como mencionó Mario Valente, director de Cartocor, en una presentación posterior. “Las ventajas competitivas de la Argentina las conocemos todos: son los recursos naturales. Sin embargo, la actividad y las proyecciones están un poco difusas, y más allá de lo coyuntural, el primer problema es la licencia social. Si no lo resolvemos, pensar en una nueva planta de producción es imposible”, observó.

En cuanto a los papeles de impresión, Marcos Uribelarrea, gerente del Negocio Papel de Ledesma, puso sobre la mesa en su exposición dos drivers muy importantes: por un lado, el impacto de la tecnología y sobre todo de los teléfonos inteligentes y las tablets, y por otro, el acceso a consumos culturales de una gran cantidad de habitantes de los países emergentes que se suman a la clase media. En ese sentido, indicó que es verdad que Steve Jobs cambió la realidad. Pero aclaró que, mientras cae el consumo de papel en los Estados Unidos y Europa, sigue creciendo en Asia y América latina. Desde esa misma perspectiva, Jorge Álvarez Gallesio, presidente de Central National Argentina, no se mostró tan pesimista como cualquiera supondría al avizorar el futuro del papel para diarios. Indicó que la Argentina incluso tiene posibilidades de abastecer a los países limítrofes.

Del panel destinado a analizar la evolución de los distintos mercados también participó el consultor Alejandro Campbell, quien afirmó que la producción de celulosa mundial no va a crecer más de 1,3 por ciento al año y sembró dudas sobre la viabilidad de varios de los proyectos de ampliación en Brasil. También disertó Peter Osztoics, vicepresidente de la División Papel de Smurfit Kappa Argentina, que postuló la necesidad de mejorar la eficiencia de las operaciones existentes, del cuidado ambiental y de los costos como una alternativa razonable para la actividad.

A su turno, Gustavo Schmidt, gerente general de Operaciones Comerciales de Kimberly Clark Argentina, coincidió acerca de las oportunidades que muestra el tisú si se es capaz de agregarle valor a los productos. “Ahora mismo, estamos invirtiendo para llevar a capacidad completa los productos de doble hoja”, ejemplificó, luego de mostrar el caso de la marca portuguesa Renova, que al agregarle color transformó un simple rollo de papel higiénico casi en un objeto de diseño.

Finalmente, Adrián Iglesias, gerente general de la División de Papel y Reciclado de Interpack, repasó los desafíos del sector de cartulinas. Destacó el crecimiento de los envases fabricados con esta materia prima en la participación mundial del mercado de packaging y el potencial en nuestro país, con un consumo de apenas 3,5 kilos por persona y por año. En ese sentido, observó que los cambios vienen por el lado de los envases más ligeros, con más tecnología y con certificación FSC y PEFC, como las obtenidas por la compañía.


En Brasil suman fuerzas todos los productores de base forestal

Elizabeth de Carvalhaes, directora ejecutiva de la Asociación Brasileña de Celulosa y Papel (Bracelpa), dio la primicia por videoconferencia desde San Pablo. En enero próximo, ya tienen previsto lanzar la todavía innominada Asociación Brasileña de la Industria de Productos de Base Forestal Plantada. Además de incluir a gigantes papeleros como Fibria o Suzano, reunirá a monstruos todavía más importantes como Mittal, Gerdau o Vale. “Bracelpa se ocupa de 2 millones de hectáreas y la nueva asociación lo va a hacer de 8 millones”, ejemplificó la ejecutiva.

“Estamos trabajando para lograr una industria más competitiva, cambiando sus valores corporativos y concentrando inversiones muy grandes en investigación y desarrollo tecnológico. De hecho, ya no hay mucho más por mejorar en cuanto a los clones de eucalipto. Por eso estamos yendo a los organismos genéticamente modificados y hacia la nanotecnología que va a permitir el uso de madera por ejemplo en aviones o en automóviles”, continuó.

De Carvalhaes también admitió que la industria de celulosa y papel de su país ya no es tan eufórica en cuanto a su competitividad, a raíz del alza de sus costos internos. “Hoy, producir en los Estados Unidos puede ser tan competitivo como hacerlo en Brasil”, confesó. Y eso que su inflación anual apenas llega al 6 por ciento, aunque los aumentos salariales van bastante por encima.

La representante brasileña finalmente se refirió a los escenarios más probables del comercio mundial de celulosa y papel. Al respecto, afirmó que se esperan transar cerca de 500 millones de toneladas de papel en 2025, de los cuales 223 millones corresponderán a papeles de embalaje. De hecho, se espera un crecimiento total anual de 1,7 por ciento, pero que se eleva a 2,6 por ciento para el segmento destinado al packaging.

En cuanto a la celulosa, indicó que dos tercios del crecimiento previsto provendrán de fibra corta y, por lo tanto, de América del Sur. Eso explica las inversiones previstas en Brasil, con las que esperan incrementar la oferta en 9,65 millones de toneladas anuales durante la próxima década hasta llegar a los 22 millones. Al mismo tiempo, prevén duplicar las hectáreas forestadas a 14 millones.

“Brasil quiere ser reconocido en el futuro como el mejor exponente de todos los productos que pueden obtenerse de la forestación, tanto de productos madereros, como la celulosa, los paneles o el carbón vegetal, como no madereros, destinados a las industrias alimentaria, farmacéutica, química, de la construcción y automotriz”, completó la ejecutiva.

ENERGÍA

El Grupo Zucamor invirtió US$ 70 millones para generar energía de biomasa

El Grupo Zucamor presentó en las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013 su flamante inversión nada menos que de 70 millones de dólares, financiada en su mayor parte con recursos propios más créditos del BNDES brasileño y de líneas subsidiadas por el BCRA. Se propone aprovechar la biomasa para generar energía y vapor en las instalaciones de Papel Misionero, su fabricante de papeles kraft para cartón corrugado y bolsas que cuenta con una capacidad de 90.000 toneladas anuales y está ubicada en Puerto Mineral, 120 kilómetros al norte de Posadas.

El proyecto que lleva 18 meses de trabajo y en pocos días más se estará poniendo en marcha consta de una nueva planta de cogeneración con una potencia instalada de 15 megavatios de energía eléctrica y 115 toneladas por hora de vapor, en base a biomasa. De esta manera, sumada a un turbogenerador de 7 megavatios de capacidad con el que ya contaba, la empresa va a poder autoabastecerse de energía y despachar el saldo al resto de las plantas del grupo en el país. Por otra parte, el costo de la energía pasará a representar del 30 al 11 por ciento de la estructura total de la unidad productiva.

“Es la tecnología disponible más amigable con el medio ambiente. Por eso, se considera al proyecto como de desarrollo limpio, debido a la menor generación de dióxido de carbono, al reemplazo de combustibles fósiles por renovables y a la utilización de la biomasa, considerada un residuo forestal”, indicó en la oportunidad Eduardo Borges, gerente industrial del Grupo Zucamor. Se prevé que la planta consuma 400.000 toneladas por año de biomasa y reduzca en 20.000 toneladas cada doce meses la demanda de fueloil.

Más allá de la magnitud de la inversión, también es importante que la iniciativa muestra una tendencia de la actividad. De hecho, existen en la actualidad 76 proyectos en ciernes de aprovechamiento de biomasa para generar energía en 14 provincias, con un potencial de 700 megavatios instalados, de acuerdo con Mariela Beljansky, asesora del Proyecto Biomasa, dependiente de los ministerios de Planificación Federal y Agricultura. Aunque, sólo 15 se encuentran en etapa de ingeniería de anteproyecto.


Papelera Entre Ríos elevó su producción, manteniendo el consumo energético

Enrique Rébora, subgerente general de Papelera Entre Ríos, señaló en su conferencia de las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013 que la pyme ya logró incrementar en un 12 por ciento la capacidad de producción de su planta de Paraná, que llega hoy a las 70 toneladas diarios de papeles parra corrugar. Pero más importante, sin necesidad de aumentar en un ápice su consumo de gas.

Lo hizo gracias a una mejora en el control y la automatización de sus instalaciones productivas, a partir de su participación en el proyecto Pronuree (Programa Nacional Uso Racional y Eficiente de la Energía) promovido por la Secretaría de Energía y la Unión Industrial Argentina, y en el que todavía es la única representante papelera. De hecho, por este camino, el representante de la firma espera un alza de la producción total del 15 por ciento, tres puntos por encima de los ya conseguidos, y reducir en un 8 por ciento el consumo de energía eléctrica.

Dicho programa, según comentó Alberto Calsiano, jefe del Departamento de Infraestructura de la UIA, financia con créditos del Banco Mundial el trabajo de consultores expertos -la empresa sólo debe cubrir el 10 por ciento de los costos- que realizan un diagnóstico y presentan un plan de acción al respecto.

“En nuestro caso, dio como resultado 11 propuestas de ahorro energético, de las cuales tomamos 7 que analizamos como viables e incluyen la instalación de variadores de frecuencia, controles automáticos, la aislación térmica de cañerías, la automatización de válvulas de secado, el control de la ventilación, la recuperación de vapor y la iluminación”, mencionó Rébora en la ocasión. Si bien no lo indicó en la presentación, sí le comentó a AFCP Noticias que ya llevan invertidos 250 mil dólares y esperan lograr un retorno en tres años, aunque asociado a la ampliación de la capacidad de producción de papel.

MEDIO AMBIENTE

Las experiencias sustentables de Celulosa Argentina, Ledesma y Tetra Pak

Con enfoques diferentes pero complementarios, las experiencias presentadas por Celulosa Argentina, Ledesma y Tetra Pak en las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013 muestran el valor cada vez mayor que le otorgan las compañías del sector a la gestión ambiental y la sustentabilidad. En representación de Celulosa Argentina, Gabriel Morín se refirió a la estrategia de relacionamiento de la compañía con las autoridades de la provincia de Santa Fe y los vecinos a su planta ubicada en la localidad de Capitán Bermúdez, en los suburbios de Rosario. La calificó como una política de puertas abiertas basada en la generación de confianza.

Por un lado, indicó, “buscamos contacto con los técnicos de carrera de la Secretaría de Medio Ambiente, reconocimos los problemas y propusimos un plan a seis años mediante el que se invirtieron 82 millones de dólares”. En cuanto a los vecinos, aseguró, “nos enfocamos en la atención de sus reclamos y en las acciones de responsabilidad social empresarial”, que incluyeron iniciativas destinadas a alumnos de escuelas primarias y secundarias, y personas desocupadas.

En el caso de Ledesma, Juan van Gelderen, jefe del Departamento de Calidad de Papel, explicó cómo la empresa protege el ecosistema de las yungas -selvas subtropicales de altura- en el que está emplazada su planta de Libertador General San Martín, provincia de Jujuy. Al respecto, consignó la donación nada menos que de 75 mil hectáreas para la formación del Parque Nacional Calilegua, junto con la concreción del primer ordenamiento territorial del país. También destacó que la firma cuenta con un sello de Fibra Celulósica Alternativa, otorgado por la Fundación Proyungas y avalado por el IRAM.

Finalmente, Flavia Broffoni, gerente de Sustentabilidad de Tetra Pak, se refirió a los planes de la fabricante de envases tetrabrik para el 2020, basados en desarrollar productos cada vez más sustentables. Al respecto, comentó que toda la cartulina usada en sus envases ya está certificada con el sello FSC. Pero además, se plantean reducir las huellas ambientales en toda la cadena de valor e incrementar el reciclado posconsumo del 23 por ciento actual al 40 por ciento de los 4.000 millones que producen al año en nuestro país. Con ese propósito, están trabajando con las autoridades de Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Santa Fe y otros municipios del país.


Smurfit Kappa desembolsó US$ 3,7 millones en una planta de tratamiento de efluentes

La fabricante de papel reciclado para envases Smurfit Kappa presentó en sociedad en las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013 sus nuevas instalaciones de tratamiento anaeróbico-aeróbico de efluentes líquidos, que puso en marcha en mayo del año pasado en su planta productiva de Bernal, al sur de la ciudad de Buenos Aires.

En dicha instalación, cuya capacidad alcanza los 150 metros cúbicos por hora, la empresa invirtió 3,7 millones de dólares, de acuerdo con la presentación de Edgardo Chaneton, su gerente general de Medio Ambiente y Procesos. Esto le permite satisfacer no sólo la demanda actual de tratamiento sino también demandas futuras por eventuales cambios de proceso y de niveles de producción.

“Se trata de la planta de tratamiento más moderna del país, dotada con las mejores técnicas disponibles y con equipamientos y controles a prueba de eventuales contingencias e incidentes”, indicó Chaneton.

Cabe añadir que el módulo dedicado al medio ambiente de las Jornadas Celulósico-Papeleras 2013 también contó con la disertación de Bárbara Civit, docente de la Universidad Tecnológica Nacional-Facultad Regional Mendoza e investigadora del Conicet, quien subrayó que el enfoque del ciclo de vida es el que posibilita lograr la verdadera sustentabilidad, de acuerdo con su punto de vista. “Permite reducir el uso de recursos y las emisiones de un producto, pero también mejorar el desempeño socioambiental”, según destacó.

STAFF » Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel: Osvaldo Vassallo, Claudio Terrés, Adrián Iglesias y Guillermo Schcolnik AFCP Noticias: Editor: Hernán Murúa Contacto: AFCP. Av. Belgrano 2852 (C1209AAN) Capital Federal. Tel.: (011) 4931-0051/2. Fax: (011) 4931-0053; E-mail: afcpnoticias@afcparg.org.ar Internet: www.afcparg.org.ar ISSN 1851-5053.