Tel: 011-4931-0051 | Mail: info@afcparg.org.ar

Buscar...

10 DE ENERO DE 2018 AÑO XII Nº 246

Macri exige a Uruguay un control ambiental conjunto por la nueva pastera

TÍTULOS
LA NOTICIA
EL PAÍS
EL MUNDO
COMERCIO EXTERIOR
RSE
MEDIO AMBIENTE
LO QUE VIENE
EVENTOS

Estas empresas y/o asociaciones colaboran con el desarrollo de la industria celulósica-papelera

LA NOTICIA

Macri exige a Uruguay un control ambiental conjunto por la nueva pastera

En un nuevo capítulo de las tensas relaciones que hubo entre la Argentina y Uruguay por la pastera UPM (ex Botnia) de Fray Bentos, el gobierno de Mauricio Macri reclamó a la administración de Tabaré Vázquez que se realice un monitoreo ambiental conjunto en la desembocadura del río Negro, para evaluar los desechos que tendrá la nueva planta de celulosa cercana a la ciudad Paso de los Toros.

Durante una reunión de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), el presidente de ese organismo binacional, el dirigente del PRO entrerriano Mauro Vazón, lo pidió a sus pares de Uruguay. A unos 400 kilómetros de la desembocadura del río Negro en el río Uruguay, se prevé construir la pastera de UPM mediante una inversión de 6.000 millones de dólares.

El punto es que este planteo de la Argentina podría llegar a generar un nuevo cortocircuito con Montevideo. Fuentes de la diplomacia uruguaya dijeron que la intención de la Argentina de controlar una planta que se encuentra en el interior de Uruguay no será muy bien recibida.

De hecho, el presidente Vázquez expresó hace unos meses al anunciar la puesta en marcha de la obra: “No le vamos a pedir cuentas a Argentina sobre lo que haga dentro de su territorio. Esto es en el Uruguay profundo y es el país soberano el que define la instalación de este emprendimiento”. El año pasado se informó que la nueva planta produciría unas 2.600.000 toneladas anuales de pasta de celulosa, el doble de lo que produce la otra de UPM en Fray Bentos.

Fuente: Infobae.

EL PAÍS

Investigadores argentinos desarrollan un papel anti-gorgojos

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba y del CONICET idearon un papel “anti-gorgojos”. Los gorgojos son insectos milimétricos, de la especie de los escarabajos, que se desarrollan dentro de los envases de productos alimenticios y son capaces de arruinar su contenido. Se calcula que estos pequeños insectos son causantes de hasta un 20% de pérdidas en la industria.

La idea obtuvo el primer lugar en el Premio Arcor a la Innovación. El proceso comienza a partir del papel ya fabricado. El mismo es rociado con una sustancia natural, extraída de un condimento de cocina, que funciona como repelente y otros reactivos. Pasado un tiempo, el solvente se evapora y el calor cataliza la reacción para que el aceite esencial se una a la celulosa.

El papel bioactivo podría ser utilizado para el envasado de harina y en las cajas y papeles que recubren las frutas de exportación, por ejemplo. Si bien se trata de un desarrollo a escala de laboratorio, la meta es el proceso industrial.

Fuente: La Opinión Digital.

LO QUE VIENE

Una economía global más cerrada y suba gradual de tasas de interés en EE.UU.

De acuerdo con el último Informe Económico Mensual elaborado por el Área de Economía del IAE Business School, el discurso del representante de los EE.UU. en la reunión de la OMC en Buenos Aires dejó en claro que la economía global será algo más cerrada que en la era pre-Trump. La cuestión de fondo es el enfrentamiento entre los EE.UU., la Unión Europea, y China. Ya venció el plazo de quince años para otorgar al país asiático el carácter de economía de mercado. Una de sus principales implicancias es que, en el caso de denuncias de dumping, las investigaciones tomarán como referencia los precios domésticos de China, todavía bastante más bajos que los de casi todos los países, y no los precios internacionales.

En otro orden, más cercano para la Argentina, parecen haberse logrado en Buenos Aires algunos avances en las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea, con mayores concesiones de nuestro bloque en el tema patentes y de los europeos en la cuestión agrícola que, sin embargo, sigue muy lejos de resolverse. Al día de hoy, lo más probable es que se acuerde una agenda de negociaciones que irá dando pasos parciales, pero no todavía, ni quizás en bastante tiempo, un acuerdo de asociación entre ambos bloques, como se insinuó en algún momento. Ambas cuestiones simbolizan la institucionalización de una economía global menos abierta, más conflictiva, en negociación permanente y, por todo esto, también más incierta.

Por otro lado, Janet Yellen prefirió despedirse con la tercera suba en 2017 de la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal. En los últimos días se habían conocido datos de aceleración en el IPC y en los precios mayoristas. El aumento fue de 0,25 puntos porcentuales, como los dos anteriores, llevando las tasas a entre 1,25 y 1,50% anual. La pregunta del momento es si esta reafirmación del curso de aumento de las tasas de interés alterará el escenario de crecimiento sincronizado de la economía global.

EL MUNDO

CMPC evalúa construir una nueva planta en Brasil

El gerente general de CMPC, Hernán Rodríguez, de visita en Brasil, reconoció el interés de la compañía por instalar en ese país una segunda planta de celulosa que se una a la que ya tiene en Guaíba. La segunda unidad se ubicaría en Río Grande do Sul.

No obstante, explicó que la principal dificultad para lograrlo es la revisión que se está haciendo a la ley que prohíbe la adquisición de tierras por parte de extranjeros en Brasil. De acuerdo al ejecutivo, la compañía necesitaría hasta 150 mil hectáreas de bosques plantados para tener una nueva unidad.

Además, Rodríguez manifestó que la planta de Guaíba no tiene condiciones de ser ampliada nuevamente. Esta unidad va a cerrar el año con una producción de 1,1 millón de toneladas. El valor es inferior al total de 1,8 millones de toneladas, capacidad máxima de la planta. La caída de la producción se debió a la paralización de la unidad durante cinco meses, en función de problemas en la caldera de recuperación de la línea dos.

Fuente: Pulso.

COMERCIO EXTERIOR

Aumento del déficit de la cuenta corriente

El último informe del balance cambiario del Banco Central muestra una tendencia preocupante sobre el sector externo. La salida de dólares por ahorro y turismo es récord, la cuenta corriente es cada vez más deficitaria, las inversiones extranjeras no ganan protagonismo, y la deuda externa es el único ingreso relevante de divisas.

La compra de divisas del sector privado para ahorro o turismo en noviembre fue de 3.738 millones de dólares. Este dato anualizado implica que están saliendo cerca de 42.000 millones de dólares por año por fuga de capitales o turismo, que permitirían un crecimiento del PIB de 7%.

El indicador macroeconómico que suele utilizarse para evaluar la sustentabilidad externa es el resultado de la cuenta corriente. El balance cambiario del Central registró un déficit de este rubro de 2.713 millones de dólares. Se trata del rojo más elevado desde enero de 2003, fecha en la que empieza la serie estadística del Central. Con relación a noviembre de 2016, el desequilibrio de la cuenta corriente se incrementó en 149%. Es que la balanza comercial también se volvió deficitaria. El mes pasado marcó un rojo de 476 millones de dólares, cuando en noviembre de 2016 se había anotado un superávit de 630 millones.

La cuenta capital y financiera, por el momento, permiten compensar estos desequilibrios de la cuenta corriente. Pero no lo hacen por el ingreso de divisas genuinas de inversiones extranjeras directas (este rubro registró entrada de 181 millones de dólares en noviembre, un 33% menos respecto del mismo mes del año pasado). El principal factor que explica el superávit de capital de 4.750 millones de dólares es el sector público y la entrada de divisas de la deuda externa.

Fuente: La Voz 90.1.

MEDIO AMBIENTE

Premian desarrollo tecnológico que usa residuos de la industria papelera

Martín Palazzolo, integrante del grupo de Biocatálisis del Instituto de Investigación en Tecnología Química (INTEQUI) de doble dependencia de la Universidad Nacional de San Luis y el CONICET, fue galardonado con la “Distinción Franco Argentina en Innovación 2017”.

Su proyecto se tituló “Preparación de materiales porosos a partir de lignina como residuo de la industria papelera mediante pirólisis y su uso como soportes ecoamigables para la microencapsulación de PCMs: hacia un prototipo de sistema de refrigeración pasiva de ambientes”.

El trabajo fue realizado durante una estadía posdoctoral en el Institut des Sciences Moleculaires (ISM) de la Université de Bordeaux, Francia, bajo la dirección de Hervé Deleuze y con el financiamiento de una beca del consorcio Erasmus Mundus. El premio consiste en 3 mil euros para desarrollar el proyecto de innovación tecnológica con un potencial de cooperación con Francia.

Fuente: Cuyo Noticias.

EVENTOS

RSE

Primer contenedor de residuos con tecnología IoT

Druidics y MicroGestion presentaron un dispositivo basado en tecnología cognitiva de IBM Watson que facilita la gestión inteligente de residuos, permitiendo monitorear en tiempo real el nivel de llenado y recibir alertas de qué contenedor requiere ser vaciado. Se trata de ECO-BITS, un dispositivo IoT que conecta a Internet los contenedores de residuos.

El sistema consta de un sensor autoinstalable. Con una laptop o celular se conecta a la red wifi de la compañía. Luego, mediante una app envía alertas de los niveles de llenado, y mediante la plataforma web puede monitorearse en tiempo real el estado de los contenedores con su respectiva ubicación en Google Maps.

“Nos llevó aproximadamente un año entre el modelado de la idea, el desarrollo del hardware y toda la electrónica. Su diseño es 100% nacional”, señala Gastón Moncho, responsable del proyecto por parte de MicroGestion Software. El Ministerio de Ciencia y Tecnología subsidió con 800.000 pesos el desarrollo de los equipos.

“El aspecto social y sustentable de RSE es el que más les atrae a nuestros clientes porque pueden dejar de contratar servicios convencionales de recolección de residuos y contactar a cooperativas sociales que hacen ese trabajo, pero no lo podían hacer a gran escala”, explica Moncho.